007428_000_160623_00

Primeros pasos en la higiene bucal


1 mayo, 2019
Chicco
Espacio publicitario

Los hábitos de higiene dental deben comenzar desde el principio, en cuanto erupciona el primer diente del bebé. Informate acerca de los principales aspectos y compartilo con tus clientes.

 

La placa de bacterias que se forma en la cavidad oral debe ser removida cepillando los dientes de los niños a fondo, apenas comienzan a cortar sus primeros dientes de leche.

Hasta los 3 años, los padres deberán estar a cargo de esta tarea; cuando los niños alcanzan los 4 o 5 años, podrán cepillarse los dientes por su cuenta, con movimientos circulares desde las encías hasta los dientes y de arriba hacia abajo, bajo la estricta supervisión de sus padres.

 

Dietas con bajo consumo de azúcar

Los azúcares (sacarina, glucosa, maltosa, lactosa y fructosa) que se encuentran en la mayoría de los alimentos fomentan el crecimiento de bacterias cariogénicas; Por lo tanto, es una buena práctica limitar la ingesta y asegurar que los niños se limpien mecánicamente los dientes después de comer alimentos dulces y, naturalmente, después de cada comida, para garantizar una higiene bucal adecuada. Además, no es recomendable la inmersión de chupetes en sustancias dulces como azúcar o miel.

 

Para garantizar una perfecta higiene bucal, los productos deben ser:

  • Funcionales y seguros.
  • Coloridos y atractivos para los bebés.
  • Específicos para las necesidades de cada etapa de dentición, acompañando su crecimiento.

 

Algunos consejos simples sobre cómo garantizar una buena higiene dental infantil:

  • Utilizar el cepillo de dientes apenas corte el primer diente y cepillárcelos de manera circular
  • Cepillar los dientes del bebé después de cada comida, para reactivar el pH oral correcto.
  • Cepillárselos hasta los 3 años, mientras poco a poco se le enseña a cepillarlos él mismo.
  • Limitar el uso de sustancias dulces, especialmente por la noche o cuando no es posible limpiar los dientes del bebé.
  • Tanto la madre como el padre necesitan dar un buen ejemplo, limpiándose los dientes regularmente y animando al bebé a imitarlos.