shutterstock_243188278

Golosinas sin azúcar ni gluten


1 julio, 2018

Benot SRL

Espacio Publicitario

Para las personas diabéticas, celíacas y obesas, así como para quienes necesitan controlar su peso, el hecho de comer golosinas es todo un desafío (y muchas veces imposible por su condición). Asimismo, hoy en día pueden hacerlo: conocé cuáles son las indicadas para cada caso.

Ya sea que se padezca o no alguna enfermedad, el consumo de azúcar en exceso es un motivo de preocupación, ya que puede vincularse a varias enfermedades y problemas de salud si no se controla. Para evitarlo, al momento de comer golosinas existen en el mercado varias opciones sin azúcar. Pero a pesar de ello, muchos tienen altos contenidos de otras sustancias que pueden ser nocivas y que, de poseer alguna enfermedad o patología, son imposibles de ingerir.

Es por eso que, a diferencia de otros productos, algunos de los beneficios de Benot son su bajo contenido en sodio, que no contienen colesterol ni grasas trans, y que poseen un alto contenido de fibra soluble (aproximadamente el 30% del producto pasa por el tracto digestivo sin ser digerido). Además, generan una sensación de saciedad adicional, y mejoran el tránsito intestinal.

Quiénes pueden consumir productos Benot

Personas celíacas
Debido a la ausencia de almidones y materias primas con gluten, estos productos son aptos para el consumo de las personas que tienen celiaquía.

Personas con sobrepeso
Como se reemplazan las fuentes de hidratos de carbono por otros ingredientes, se proveen menos calorías y se minimiza el contenido de materias grasas. Por la fibra soluble que aportan, la ingesta de estos productos puede generar una sensación de saciedad que colabora en el control del hambre, necesario para llevar adelante una dieta. Además, no contienen grasas trans ni colesterol.

Personas con diabetes
Aptos para todos aquellos que deben controlar sus niveles de glucosa en sangre para minimizar los efectos de la enfermedad y lograr así una mejor calidad de vida. Pueden consumir los productos ya que no contienen azúcar ni almidón, lo cual evita que se incremente la glucemia.

Aquellas personas que utilizan el conteo de hidratos de carbono deben considerar que los productos Benot no deben tenerse en cuenta en el momento del cálculo, ya que los hidratos de la composición fueron reemplazados por fibra soluble y polialcoholes.

El índice glucémico (IG) es la medida del poder de los alimentos (específicamente los hidratos de carbono de éstos) para incrementar el nivel de azúcar (glucosa) en la sangre luego de la ingesta. El índice glucémico describe las diferencias entre el ranking de carbohidratos de acuerdo con el efecto que tienen en el nivel de glucosa. Se mide comparando la curva de respuesta de la glucemia (2 horas) del promedio de 10 individuos sanos a la ingesta de 50 gr de alimento respecto de la ingesta de 50 gr de glucosa. Eligiendo alimentos con bajo IG se reducen las fluctuaciones en la glucosa en sangre y niveles de insulina; éste es el secreto para minimizar los efectos de la diabetes y una forma de bajar de peso. De esta manera, los productos Benot están elaborados con materias primas que no tienen una rápida degradación en el metabolismo para dar glucosa, tienen un IG muy bajo (inferior a 10).

 

Tres bombones de chocolate rellenos Benot equivalen a las calorías aportadas por una manzana (aprox. 105 Kcal).

Cinco bombones de fruta Benot corresponden a un postre dietético (aprox. 100 Kcal).