shutterstock_769605121

El invierno y los cuidados de la piel sensible


1 junio, 2019

Bioderma
Espacio publicitario

Es bien sabido que, con las bajas temperaturas, la piel sensible es más frágil y se vuelve más vulnerable a las agresiones externas propias de la temporada. Por eso, se recomienda protegerla, aportando una correcta hidratación que permita reforzar la barrera cutánea contra los ataques externos.

El cuerpo es sabio y, en estas épocas frías, busca aportarle calor a la piel produciendo una vasodilatación que aumenta el flujo sanguíneo. Esto sucede más frecuentemente cuando el cambio de temperatura es repentino y brusco, y generalmente suele provocar que la piel se deshidrate con mayor facilidad. Este mecanismo suele tener efectos adversos en las pieles sensibles y reactivas.
Dentro de este contexto, se requiere un especial cuidado para las que sufren de rosácea. En éstas, resulta primordial utilizar cremas hipoalergénicas, sin perfume, que contengan activos hidratantes y que, a su vez, controlen y traten tales brotes tan incomodos. Laboratorio Bioderma es especialista en pieles sensibles y presenta su línea Sensibio para este tipo de afecciones.
Basándose en el continuo estudio científico sobre los distintos tipos de pieles y sus patologías, Bioderma desarrolló la exclusiva patente Rosactiv ™ que actúa directamente sobre el VEGF (factor de crecimiento endotelial vascular), una de las principales causas de la dilatación y de la debilitación de los capilares cutáneos, fuente de enrojecimiento. Sensibio AR y Sensibio AR BB Cream están recomendados para estas condiciones. La asociación de principios activos incluidos en ambas fórmulas (enoxolona, alantoína y canola) alivian y reducen instantáneamente la sensación de calor, mientras que la glicerina y la canola hidratan, reforzando la función de barrera y aportando un verdadero bienestar cutáneo.
¿Por qué elegirlas? La decisión es según preferencia personal, ya que la principal diferencia radica en la tinta, el perfume y el SPF 30 perteneciente en Sensibio AR BB Cream.
Otra recomendación S.O.S para aquellos brotes exacerbados que se sufren de un momento al otro (por stress o la ingesta de determinados alimentos, entre otras cuestiones) es Sensibio Forte. Sus activos complementarios, en asociación con una alta concentración de enoxolona y alantoína, calman rápidamente las manifestaciones reactivas, conocidas como “flush”.
Aunque así lo parezca, ¡no toda piel sensible sufre de rosácea! Hay tantas pieles como personas en el mundo.

Otro grupo que sufre del invierno son las secas, muy secas o atópicas. La superficie de la dermis está naturalmente protegida por la película hidrolipídica, principalmente, por agua y lípidos. Esta barrera impermeable actúa como defensa ante las agresiones exteriores y previene la pérdida de líquido. Cuando hay un desequilibrio de éstos, la función de barrera no puede llevarse a cabo de forma eficaz, y la piel empieza a manifestar diversos grados de molestias. La piel seca o muy seca suele ser una condición crónica, que se debe, en general, a una disfunción de carácter genético, como lo son las pieles grasas o mixtas.
También existe la sequedad cutánea por factores externos, climáticos, ambientales, provocados por patologías (como eczema atópico, psoriasis, o enfermedades generales) y/o tratamientos médicos.
No obstante, la piel seca no se vuelve atópica. La atopía es otra patología que se desarrolla a partir de condiciones genéticas favorables. Hay estudios que demuestran que, si uno de los padres la tiene, la probabilidad de que el niño tenga las mismas características cutáneas es de 30% **. Si ambos padres están afectados, la probabilidad es de 70% **. Más allá del factor genético, también se relaciona con un sistema inmunológico fuera de control, que funciona de manera exagerada, creando una inflamación. Cuando es permeable, la piel permite la entrada de alérgenos (ácaros, pelo de animales, polen…) y algunas bacterias (como el estafilococo dorado) que causan reacciones inflamatorias.
A través de su gama Atoderm, Bioderma aporta una solución diferente para las dermis sensibles secas, muy secas o atópicas. Gracias a sus fórmulas dermopatentadas, Atoderm permite restaurar de manera biológica y duradera la película hidrolipídica de las pieles con falta de hidratación y lípidos.
Para dermatitis atópica: Atoderm Intensive Baume, detiene rápidamente los picores y reduce la tendencia a rascarse gracias a su ingrediente activo dermatológico antiprurito. Reconstruye de forma duradera la barrera cutánea gracias a su complejo exclusivo Lipigenium™ que se compone de biolípidos naturalmente presentes en la epidermis. La patente Skin Barrier Therapy™ permite limitar, por una parte, la adhesión y la proliferación del estafilococo dorado, y por otra parte la penetración de alérgenos, dos factores del empeoramiento de la sequedad.
Para pieles secas a muy secas: Atoderm Crema que gracias a sus principios activos y reestructurantes, refuerza de manera biológica la estructura de la barrera cutánea y frena así la penetración de agentes irritantes. Enriquecido con agentes hidratantes, Atoderm Crema fija el agua en las capas superiores de la epidermis y evita su evaporación.

Ahora sí, no quedan más excusas: llegó el frío ¡y ya sabes cómo cuidar y proteger la piel de tus clientes!

**Dermattitis atópica. SA Büchner. Foro Médico de Suiza N°19, mayo 2001