shutterstock_186697253

Diferencias entre el negocio de perfumería y farmacia


1 diciembre, 2018

Hernán Urcola
Category Management

En el número pasado mencionamos la tendencia positiva del negocio de perfumería para el mediano y largo plazo. En este mes, compartiremos algunas características de este negocio: el objetivo es que deje de llamarse “no farma”, para convertirse en una alternativa tentadora de negocio.

¿Por qué es interesante desarrollar el negocio de perfumería?

En él, el consumidor final paga al contado o por medio de tarjeta de crédito, por lo que, en líneas generales, es un generador de caja o efectivo.

El sumar perfumería a la facturación de farmacia permite generar facturación incremental, permitiendo absorber mejor los costos fijos de la farmacia. El objetivo es lograr venderle más productos a los consumidores que ya han ingresado a la misma.

Mas allá de la coyuntura, al ser la farmacia un negocio más estable y maduro en el canal, la perfumería se presenta como la opción para encontrar crecimiento.

Los márgenes de perfumería superan los márgenes de Farmacia.

¿Cuáles son las diferencias entre ambos (*)?

Variable

Farmacia

Perfumería

Días de Inventario

25

35

Cantidad de ítems

1800/2000

1500/2000

Nivel de cambio de EAN

Bajo

Alto

Respuesta ante el faltante

Vale

Pérdida de venta

Peso en la facturación

85%

15%

Peso en las unidades

70%

30%

Ejecución

Tras mostrador

Salón

Días de cobro

60

0/17

Merma vencimiento

Bajo

Mediano

(*) Las características mencionadas son promedio y buscan representar los conceptos generales

Lo que buscamos graficar con este cuadro es que el desarrollo de perfumería requiere de un nuevo enfoque: no es “más de lo mismo”, ni tampoco es “no farma”.

¿Cuáles son las claves para su desarrollo?

  • Maximizar en el salón los metros lineales de góndola para posibilitar la oferta de productos, dejando el espacio lo más libre posible de exhibidores o mueblería que dificulte la exhibición regular.

  • En caso de detectar productos prontos a vencer, “asumir la perdida” y liquidarlos en los bowls lo antes posible a un buen precio (liberando dinero y espacio a productos de más demanda).

  • Contar con una droguería que nos recomiende cual es el portafolio de más rotación para un punto de venta de las características del nuestro.

  • Cuidarnos de los lotes de compra “mínima” cuando nos abastecen fabricantes de manera directa, de modo que este mínimo se pueda vender con cierta rapidez.

  • Ejecutar en el salón las promociones relevantes, que provengan de los fabricantes y las droguerías, hoy el consumidor está más ávido que nunca de productos en oferta.

  • Mantener la limpieza y la iluminación en orden.

  • Salvo que tengamos farmacias de más de 250/300 tickets diarios, no repetir frentes de ningún producto para no sobre stockearnos.

  • Colocar precios en los estantes, un producto sin precio necesariamente pierde venta.

  • Las góndolas bajas, deberían tener 5 estantes y no 4, con una altura de 1,40/50mts.

¡Buenas ventas!