Banner Belleza

CUIDADO DE LA PIEL


1 julio, 2016

CREMAS FACIALES

¿DE DÍA y DE NOCHE?

No todas las cremas son iguales, ni todas tienen la misma función. Por este motivo, es necesario usar un producto diferente para cada necesidad.

¿Usar crema de día o de noche?

Las cremas de día ayudan a proteger la piel de las agresiones externas como los UVA y UVB, su función es la de hidratar generalmente llevan protección solar, también ayudan a iluminar el rostro, disimular manchas, arrugas y dar uniformidad al cutis.

CREMAS DE DÍA:

▷ Eucerin Hyalluron Filler CC Cream: Corrige, camufla arrugas e hidrata.

▷ Eucerin AQUAporin crema de día: Hidratante.

▷ Cépage Hydrafirm AR: Ultrahidratante.

▷ Roc Pro Preserve: Crema hidratante protectora.

▷ Avene Hidrance Optimale: Hidratante calmante.

▷ La Roche Posay Hydraphase UV: hidratación de larga duración.

▷ Isdin Ureadin Fusion Fluid: Hidrata, protege con FPS 30.

▷ La Roche Posay Hydreane BB Cream: Hidrata, unifica, ilumina, calma y protege.

Por otro lado, cuando descansamos, la piel pasa por un proceso natural de drenaje y desintoxicación que le ayuda a asimilar los activos y que favorece a la renovación celular.

Es por este motivo que las cremas de noche actúan en pos de la regeneración y reparación de la dermis y están orientadas a ser más nutritivas y concentradas.

Las cremas nocturnas, son más específicas para tratar diversas patologías: Arrugas, manchas, acné, rosácea, deshidratación, entre otras cuestiones.

CREMAS DE NOCHE:

▷ Eucerin Hyaluron Filler noche: efecto relleno de arrugas, contribuye a la regeneración cutánea.

▷ Cépage Hydrafirm PH: re densifica, alisa y renueva.

▷ Avene Ystheal: anti edad, renovación celular

▷ La Roche Posay redermic Hyalu C: ilumina, regenera, efecto relleno.

La piel y sus funciones.

El órgano más extenso del cuerpo es la piel y sus anexos: cabellos, uñas y glándulas. Su principal función es la protección ante factores externos como bacterias y sustancias químicas y la regulación de la temperatura.

Contiene melanina, un pigmento que actúa como defensa contra los rayos UV (que lastiman las células provocando un daño acumulativo e irreversible) y también secreciones que pueden distribuir bacterias.

Su envejecimiento puede estar dado por el paso del tiempo y por la insuficiencia estrogénica, que denota una piel con tendencia a resecarse, a formar arrugas bien definidas, a las pérdidas del ovalo facial, a la flacidez y al déficit de colágeno.

Otro factor desencadenante con respecto al envejecimiento es el daño solar comúnmente llamado foto envejecimiento que evidencia una tez con arrugas, tono opaco, rugosa al tacto, con poros dilatados, telangiectasias (venitas rojas), envejecimiento y pigmentación irregular.

Actualmente existe una tendencia a no hablar de edades en cuanto al envejecimiento de la dermis, sino que a su tipo de deterioro. Lo primordial para su protección es una buena rutina de cuidado, limpiarla dos veces por día y utilizar productos que contrarresten su envejecimiento o su tipo de daño.

Combatir los malos hábitos de cuidado, la falta de higiene, el uso de productos inadecuados, ciertas medicaciones y la deshidratación pueden predisponer el deterioro del cutis.

Controlá tu piel, visitá a un dermatólogo.

Ivana Casas | MT 10737 – Cosmetóloga División BeautyDerm