shutterstock_708805912

Constipación ocasional: condición benigna pero costosa para la salud pública.


2 octubre, 2017

La constipación consiste en un trastorno del hábito intestinal definido subjetivamente como una disminución en la frecuencia evacuatoria de heces demasiado duras o difíciles de expulsar.
El diagnóstico clínico de constipación funcional y de trastorno funcional de la defecación se ha establecido por un panel de expertos, en el contexto de los denominados criterios de Roma, estos criterios se revisan y actualizan de forma periódica y, los vigentes en la actualidad son los criterios de Roma IV.
Para que pueda definirse la constipación como funcional, se debe primero demostrar la ausencia de alteraciones estructurales, metabólicas, enfermedades neurológicas o sistémicas, o la toma crónica de ciertos fármacos. Una vez descartadas estas condiciones, podemos hablar de constipación ocasional al cumplirse dos o mas los criterios siguientes.

  • Esfuerzo excesivo al menos en el 25% de las deposiciones
  • Heces duras al menos en el 25% de las deposiciones
  • Sensación de evacuación incompleta al menos en el 25% de las deposiciones
  • Sensación de obstrucción al menos en el 25% de las deposiciones
  • Maniobras manuales para facilitar la defecación al menos en el 25% de las deposiciones
  • Menos de 3 deposiciones a la semana

Existe alta variabilidad en los resultados de los estudios que han evaluado el impacto de la edad en la prevalencia del estreñimiento en adultos. Parece observarse una tendencia al aumento de esta prevalencia a partir de los 60 años y, en especial, a partir de los 70 años. La mayoría de los estudios publicados coinciden en señalar una mayor prevalencia de estreñimiento en las mujeres que en los hombres. En niños, el sexo no parece asociarse a una prevalencia diferente de estreñimiento.
Si bien el estreñimiento es una condición benigna y, por tanto, su pronóstico favorable, su elevada prevalencia condiciona que los costos directos e indirectos sean muy elevados. Hace unos años, se estimó que en los Estados Unidos de América, los costos médicos directos por esta patología eran de 230 millones de dólares por año. Esto se da por las pruebas de laboratorio, las consultas médicas y la realización de colonoscopia, siendo las causas más importantes de gasto en el proceso diagnóstico del estreñimiento.
Es importante que la constipación ocasional, que es de aparición aguda y eventual, sea tratada con medidas de prevención y de ser necesario con Laxantes (los del tipo estimulantes como picosulfato de sodio o bisacodilo, son de rápida acción, mientras que osmóticos o formadores de masa tardan más tiempo en actuar) y así evitar los innecesarios costos para la salud, que deberían concentrarse en el diagnóstico y tratamiento de la constipación crónica y las patologías de base.

REF: GUÍA PRÁCTICA DE ACTUACIÓN DIAGNÓSTICO-TERAPÉUTICA EN ESTREÑIMIENTO CRÓNICO. FEAD, 2013.